BILLBOARD

Aceite de coco. Prepáralo en casa

El aceite de coco es un producto que se obtiene fundamentalmente de forma industrial, pero en caca también podemos obtener este aceite, si disponemos del fruto.

Invertimos mucho dinero para cuidar nuestro aspecto físico y nuestra higiene personal. El aceite de coco aporta innumerables propiedades si se emplea como cosmético, y es importante que lo utilices con este fin. No solo tiene estas propiedades también es muy bueno para la salud de la piel y es ampliamente empleado en recetas de cocina, por lo que es muy útil y de gran versatilidad.

En Remedios-Diana te ofrecemos la receta para que elabores en casa este aceite y así ahorres dinero y garantices que es un producto netamente natural sin ningún aditivo.

Modo de elaboración del aceite de coco en casa.


1- Para elaborar el aceite de coco, lo primero que hay que obtener es la leche de coco, para esto debes extraer la nuez con mucho cuidado y sin romperla, más adelante perfora los tres orificios que tiene la nuez, extrae el agua, viértela en un frasco de cristal y la reservas.

2- Terminado este paso se parte la nuez por la mitad para extraer la pulpa y rallarla, esta ralladura la envuelves en una tela fina preferentemente de algodón, también si lo tienes puedes emplear un colador de tela, debajo sitúa un recipiente para recoger la leche.

3- Toma la pulpa ya exprimida y mézclala con el agua de coco que reservaste espera varios minutos para que se hidrate y vuelve a exprimir, no deseches la pulpa deshidratada la puedes reservar en la nevera para que la emplees en alguna receta de cocina.

4- Después de obtenida una buena cantidad de la leche de coco, se está en condiciones de comenzar la obtención del aceite de coco en casa. Para esto ponemos al fuego (lento) en una cazuela o sartén dicha leche y nos mantenemos revolviendo la misma. 

5- El agua contenida en la leche se evaporará y la leche se irá espesando, poco a poco ocurrirá un proceso de granulación de la leche, separándose del aceite, cuando las proteínas estén totalmente separadas del aceite, se filtra o se lleva al colador para extraer todo el aceite.

Obtendrás como resultado de esta preparación un aceite de color ámbar claro y con un olor bien agradable ahora puedes decir que tienes tu propio aceite de coco natural, para que lo utilices en las preparaciones cosméticas y de belleza que desees. Este aceite no necesita ser refrigerado, pero si debes guardar en lugar fresco, si quieres emplearlo sólido, lo puedes poner en la nevera alrededor de 4 horas para que se solidifique, también lo puedes enriquecer añadiéndole algunas gotas de vitamina E y lo conservaras más tiempo. 

Si no cuentas con el tiempo necesario para elaborar tu propio aceite de coco en casa, acude a cualquier tienda especializada o naturista donde podrás adquirirlo con la certeza de que es igual en calidad, que si lo hubieses preparado en casa.

Deja tu Comentario

Tu dirección de E-mail no sera publicada
Comenta todo lo que desees y necesites, estaremos encantados de leerte :)

Artículo Anterior Artículo Siguiente