BILLBOARD


Muchas mujeres quieren tener las uñas bonitas y largas, pero no siempre se puede debido a malos hábitos que dañan su imagen natural (morderse las uñas), el estrés, una alimentación inadecuada, el uso muy frecuente de esmaltes y en ocasiones de mala calidad, y hasta el tipo de trabajo que realizamos son factores que convierten en una misión muy difícil mantener las uñas bonitas y saludables.

Remedios asequibles y de una fácil preparación

Si quieres lucir unas manos bellas deja de dañar la imagen de tus unas y elimina los malos hábitos como morderlas y llevarlas a la boca, también hay que recurrir a remedios elaborados con productos naturales que tengan propiedades hidratantes y regeneradoras. 

En Remedios-Diana te recomendamos el uso de estos sencillos ingredientes, como el ajo, el limón y la leche, para que tus uñas dejen de ser cortas y débiles, y crezcan sanas y fuertes.

Ingredientes:

  • Ajo
  • Limón
  • Leche
  • Aceites naturales
  • Vinagre de manzana

Modo de uso

1. Ajo

El ajo tiene una alta popularidad por su ya conocido uso culinario y medicinal, pero además es reconocido por la capacidad que tiene para fortalecer las uñas y hacerlas crecer más rápido, a eso le sumamos que es un excelente bactericida capaz de prevenir infecciones, mejorar la circulación y de endurecer la uñas débiles y quebradizas.

Tratamiento con ajo 

El ajo se puede aplicar de muchas formas en las uñas, una de las simples y fáciles es machacando uno o dos dientes de ajo grandes para luego colocar esta pasta sobre las uñas durante 10 minutos, repetir este tratamiento diariamente para que se obtengan buenos resultados.

Pasta de ajo y limón

Mezclando el ajo con limón obtenemos una excelente receta casera que además de las propiedades conocidas del ajo, aporta los beneficios de las vitaminas y minerales del limón al tratamiento. Para lograr la salud y belleza de las uñas.

Tratamiento con ajo y limón

Hervir en media taza de agua un ajo grande machacado, bajar la preparación del fuego y dejar enfriar, añadir a la preparación una cucharadita de jugo de limón natural, revolver bien, envasar en un frasco para pintura de uñas. Esta mezcla se aplica todas las noches antes de dormir, notaras el cambio al verlas crecer rápido y saludables.

Leche con jugo de limón

Este tratamiento de combinar la leche con el jugo de limón, hará que las uñas crezcan en una semana, también les aportará hidratación y proteínas. Conseguirás que crezcan con un tono más uniforme y más blanco, a la vez que se endurecerán evitando que se quiebren con facilidad.

Tratamiento de leche con jugo de limón

Mezcla media taza de leche con el jugo de un limón recién exprimido, introduce las uñas en el recipiente donde tienes el liquido por un tiempo de 15 minutos, esta operación la repites tres veces por semana. Los resultados son muy satisfactorios.

Remedio para uñas mordidas

De gran ayuda y buenos resultados para las uñas mordidas es prepararnos un endurecedor de uñas casero, esto se logra si se vierte en un frasco para esmalte de uñas aceite de oliva o cualquier otro aceite vegetal, al que se añaden: 10 gotas de vitamina E, un ajo grande machacado, el jugo de medio limón, estas preparación se agita antes de aplicar todas los días, las unas recobraran su belleza y crecerán rápido.

Tratamientos con aceites naturales para las uñas

Además de los tratamientos ya presentados, te ofrecemos una serie de soluciones practicas que puedes elegir como tratamiento para hacer que tus uñas crezcan rápido y luzcan bellas utilizando aceites naturales que le aportaran nutrientes y vitaminas. Siendo la vitamina E una una de sus principales armas como poderoso antioxidante natural, ayudando a fortalecer las uñas y contribuir a que crezcan más rápido y saludables.

Aceite de oliva

Este aceite hidrata, nutre y previne descamación de las uñas. En una taza vierte un poco de aceite de oliva y sumerge las unas durante 10 minutos.

Aceite de ricino

Como es rico en vitamina E es un potente hidratante de cutículas y endurecedor de las uñas débiles. Basta aplicar con un pincel de esmalte, unas gotas de aceite de ricino sobre las uñas.

Aceite de almendras

Humedece una mota de algodón con aceite de almendras y pásalo por el borde de todas las uñas. Se hidratan u endurecen.

Aceite de argán

Contiene gran cantidad de ácidos grasos esenciales, excelentes para nutrir las uñas, lo que las protege de la fragilidad.

Vitamina E en aceite

Este poderoso antioxidante natural fortalece las uñas y contribuye a que crezcan más rápido y más saludables.

Tratamiento con Vinagre

Las propiedades beneficiosa del vinagre de manzana pueden ser también aprovechadas para el cuidado de las uñas. Uno de los usos más conocidos de este vinagre es en el tratamiento de las infecciones por hongos, debido a las propiedades fungicidas y antimicrobianas que posee, también funciona para prevenir la fragilidad de las uñas y por hacerlas crecer más rápido.

Tratamiento con vinagre de manzana

Diluye en un vaso de agua, medio vaso de vinagre de manzana. Remueve los ingredientes y sumerge en la mezcla las uñas durante 10 o 15 minutos.

Además de estos consejos es muy recomendable la protección de tus manos con guantes, siempre que realices alguna labor de limpieza o manipules algún producto químico como el cloro y los desincrustantes. Recuerda realizarte una labor completa de manicura una vez a la semana para que realces su belleza.

Deja tu Comentario

Tu dirección de E-mail no sera publicada
Comenta todo lo que desees y necesites, estaremos encantados de leerte :)

Artículo Anterior Artículo Siguiente