BILLBOARD


Dentro de nuestra casa tenemos una gran farmacia con remedios naturales que muchas veces ignoramos. Estoy hablando de la cocina. La mayoría de las comidas y especias que en la casa usamos para ensalzar  diariamente tienen propiedades curativas que no te imaginas, y por ende siempre las aprovechamos como deberíamos. Hoy te traigo el ajo y la miel.
Estos súper alimentos combinados forman un remedio natural excelente para combatir afecciones como resfriados, gripes y otras enfermedades. Lo mas beneficioso de esto es que puedes guardar en frascos esta mezcla y guardarla durante mucho tiempo para tenerlo siempre a mano. Te proponemos que lo pruebes durante 7 días seguidos y experimentes los fabulosos resultados.
$ads={1}
Lo que va hacer este tratamiento es crear anticuerpos en el organismo evitando el ingreso de virus que dañen principalmente las vías respiratorias es ideal para esta época de invierno que por los cambios de temperatura nos volvemos vulnerables a estas enfermedades.
Los beneficios del ajo
El ajo ha sido alimento y medicina desde hace miles de años. Los egipcios lo incluían para tratar infecciones y la debilidad física. Los romanos les daban ajo a sus soldados y obreros, y en los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia los atletas lo comían para mejorar su rendimiento. En la India lo utilizan en la ayurveda para el reumatismo y prevenir la enfermedad del corazón, y en China y Japón lo utilizaban como remedio para bajar la presión arterial.
Los beneficios de la miel

La miel se ha utilizado con fines medicinales en la mayoría de las culturas a través de la historia, aunque a mitad del siglo XX, fue reemplazada en gran medida por los antibióticos

La miel pura está llena de antioxidantes, enzimas y minerales que incluyen: hierro, zinc, potasio, calcio, fósforo, magnesio y selenio. También está cargada de Vitamina B6, tiamina, riboflavina y niacina.
Modo de Preparación:
La preparación es muy fácil lo único que necesitas son 10 dientes de ajo pelados, 1 taza de miel de abeja y un frasco de vidrio con tapa.
Machaca o parte en pedazos pequeños los ajos, colócalos al fondo del frasco y luego vierte la miel cierra perfectamente y dejarás reposar por una semana en un lugar oscuro, puede ser al fondo de la almacena o si gustas introducir el fondo de tu closet o solo sin que le dé el sol de manera directa, evitando con el paso de los días se cristalice.
$ads={2}
La recomendación es que este sea consumido por 7 días seguidos y descansar varias semanas hasta volverlo a tomar con este tiempo el cuerpo se mantendrá protegido.

Aqui te dejo lo que sucede al consumir esta mezcla en el cuerpo: 

 Mejora la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial al consumir esta mezcla. Los compuestos azufrados del ajo y los nutrientes de la miel, ejercen un efecto anticoagulante y tonificador de las venas, evitando la formación de trombosis y várices
Controla el colesterol malo. La alicina del ajo desintoxica la sangre, elimina el exceso de colesterol y regula los triglicéridos
Reduce la inflamación. Tanto el ajo como la miel disminuyen la inflamación, pues actúan como desinflamantes de artristis, retención de líquidos y trastornos musculares
Elimina la tos. Siendo de origen bacteriano o viral, la combinación de la miel y el ajo calma la sensación de irritación de la garganta; además, tiene un efecto expectorante que estimula la eliminación de las flemas. 
Reduce los síntomas de gripas y resfriados. Las propiedades de ambos eliminan al virus, estimulando la actividad de los anticuerpos que se encargan de proteger las vías respiratorias.

Deja tu Comentario

Tu dirección de E-mail no sera publicada
Comenta todo lo que desees y necesites, estaremos encantados de leerte :)

Artículo Anterior Artículo Siguiente